Línea amarilla de la discordia

La noticia la leo en el diario la República. En ella se cuenta la lucha que están realizando 2500 viviendas (unas 7000 familias) por conservar sus casas, frente a la expropiación que se les realizará para el proyecto de la línea Amarilla.

La línea Amarilla (que nombre mas feo y puramente electorero) es un mega proyecto víal, de 600 millones de dólares, que irá por un lado del río rimac y hasta lo cruzará por debajo.

Sin duda un proyecto de infraestructura considerable y de esos que escasean en nuestra ciudad y que tanto se necesitan.

Lo malo del proyecto, es que se pretende usar un peaje para financiarlo. Este es otro tema ya lo comentaremos en otro post.

Pero la noticia que nos interesa son los casos de las personas que refiere la República. Por ejemplo tenemos el caso de Keila de la Cruz que le ofrecen reubicarla en un departamento pero se queja que su casa tiene 2 pisos y un sótano en donde viven 2 familias, por ello pide un lugar en donde entren todos o el caso de Lucia Flores quien no se quiere ir de su casa pues es el esfuerzo de sus padres.

Curiosamente la zona a sido declarada inhabitable recientemente y a raíz de la firma del contrato del proyecto. A pesas que ahí viven las familias desde hace 40 años.

No dudo que cada una las familias tendrá una historia que contar. Pero la verdad es que estas deben ser reubicadas en nuevas zonas a fin que el proyecto se lleve a cabo. Las expropiaciones siempre son duras, dolorosas, pero son necesarias y se requiere de la mejor voluntad de ambas partes para llevarlas a cabo.

En ellas normalmente el estado o la entidad negociadora deberá ser generosa para con los expropiados y ofrecerles alternativas atractivas. No solamente una alternativa de vivienda sino muchas veces dinero en efectivo, a fin de agilizar la operación.

La parte afectada debe pensar de manera mas abierta, si le ofrecen un departamento, pero si este tiene mayor valor económico que su casa, puede ser una opción interesante y habría que evaluarla.

Asi que lo único que se puede recomendar a las partes es generosidad y mente abierta, que la negociación seguramente será dura, después de todo solo hay algo seguro y es que la obra saldrá adelante si o si. Así que mejor hacerlo de la mejor manera posible, es decir rápido para los negociantes ( que es donde estará su éxito económico) y económicamente rentable para los afectados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: